sábado, 14 de junio de 2014

Una colección de microcortos: o cómo hacer un cortometraje de un máximo de 5 segundos, y que resulte atractivo.

Aprovechando que -por fin- he aprendido, más o menos, a grabar vídeos, rescatar el ganador de este concurso del 2011.

Creo que en el encabezado y subencabezado lo he explicado un poco, pero esta pequeña entrada, de esas que se hacen en un momento -en mi caso, un momento largo, por lo mal que funciona en no pocas ocasiones mi vieja máquina-, este cortometraje, "Vampire Bash", fue el ganador del concurso "Five second project", de 2011, consistente en hacer un microcorto con una duración máxima de apenas cinco segundos -bueno, quien dice cinco, seis o siete, pero no más-, lo cual da al trabajo una dificultad enorme, porque, por mucho que se quiera reducir -nunca mejor dicho, lo de reducido- el corto a representar una idea, debe hacerse, al tiempo, en muy poco tiempo, y de una forma llamativa e inteligente. Querría haber reproducido aquí también el resto, pero no me fue posible, así que pongo un enlace de la página original -en inglés- donde también se pueden ver, en tiempo récord, todos los finalistas.

 El ganador, como ya se indica arriba, fue "Vampire Bash", del diseñador portugués Antonio Silva.



Para el que no sepa bien cómo van estas cosas -aunque lo dudo; YouTube lo conocen hasta en la Luna, si viviera alguien allá-, sólo hay que apretar al símbolo que está en la parte inferior a la derecha, la flechita en forma de círculo incompleto. Pues eso. Cuando haya más tiempo, una entrada en condiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario