sábado, 2 de agosto de 2014

Un corto humorístico español -o bien, una excusa más para practicar la búsqueda y copia de vídeos-.

Cuando falta el tiempo, se admiten entradas cortas de rápida creación: siempre me han gustado los cortos españoles, y ahora, además de buscarlos y verlos, se pueden compartir en blogs.


Bueno, como digo en el título y sub-título, a falta de tiempo para entradas más largas, también me gusta hacer algunas más cortas, como son las dedicadas a ilustradores, o a cortometrajes. Como normalmente resulta muy difícil poder verlos en televisión -ya no digamos en pantalla grande de cine, excepto algunos festivales, y cada vez menos- internet puede ser plataforma tanto para poder exhibirlos -para los autores, productores, distribuidores-, como para conocerlos y, en ocasiones, descubrir los principios de no pocos autores o directores. Aquí coloco uno. Lo encontré en la página de facebook, creo, de Cinemanía -y pongo lo de "creo", porque luego lo busqué, y no pude encontrarlo-. Finalmente, a base de probar, lo encontré en youtube, que es un baúl sin fondo sobre todo tipo de cosas. Es extremadamente fácil encontrar allá cortos de todo tipo, nacionalidad o género. Lo malo es que, si no te quedas con el título exacto de muchos de ellos, no logras volver a dar con ellos. Y en ocasiones, el tener un blog, es excusa tanto para compartirlos, como para guardarlos -también, claro, se puede usar la memoria del ordenador, pero en caso del mío, que tiene sus años, también tiene su límite, sobretodo cuando la tienes sobrecargada con un poco de todo-.

Bueno, pues el corto se llama "Dobladitis", o dicho de otro modo, la (supuesta) enfermedad de los actores de doblaje. O dicho de otro modo, si alguien, mientras habla, te suelta algo tan poco real en una conversación como "Espera, ¿estás bromeando?, mal vamos. También se puede encontrar en la web -donde apareció en primer lugar, realmente- wasabi humor.




No hay comentarios:

Publicar un comentario