lunes, 25 de diciembre de 2017

Felicitaciones varias: friki, vintage y artística. 

Y de paso, dar un poco de vida al blog, que lleva mucho tiempo dormido.


Hace más de dos meses, que por  cuestiones varias,  no toco el blog. Cuando se junta el tener ocupaciones varias, y el ponerse a estudiar en serio, es lo que pasa. Pero ya que estamos de vacaciones de Navidad -lo que no significa tiempo libre en grandes cantidades-, me gustaría poder escribir una entrada, aunque sea mínima, para estas fiestas.
Y de paso, como dice el subtítulo, despertar un blog que anda demasiado dormido últimamente.
 
Aquí, tres felicitaciones de tres clases bien distintas:

La imagen puede contener: una o varias personas
Esta sería, y aprovechando el estreno de una nueva película de la saga, un homenaje al universo Star Wars. Por cierto, ¿qué tipo de regalos haría este particular Papá Noel interplanetario?

La imagen puede contener: una persona, sonriendo
Esta, más vintage, habría que explicarla un poco. Como dice en la parte superior, el atractivo joven norteamericano que dice que pretende regalar a todos sus amigos cartones de Chesterfield -lo que se dice "regalar salud", pues no era, precisamente- es Ronald Reagan, que antes de ser presidente de los USA fue gobernador de California, y antes todavía, un actor más bien tirando a secundario y mediocre, pero que ejercía bastantebien como galán segundón y amigo secundario del protagonista, o en otras palabras, el tipo que siempre mataban a media película.

La imagen puede contener: una o varias personas
Esta es una felicitación del británico victoriano Aubrey Beardsley, auténtico enfant terrible, y genio precoz de corta vida, que merece una entrada por sí mismo. Y teniendo en cuenta las muchas que he dedicado no sólo a los prerrafaelitas -que en tiempos de Beardsley ya estaban siendo desplazados por otras escuelas o corrientes-, sino a victorianos en general, la verdad es que estoy pensando en que él sea el que protagonice una de las que está por venir.

La imagen puede contener: 12 personas, personas de pie, boda e interior
Y por último, un oleo del -este sí- prerrafaelita -y también británico, como no- Thomas Cooper Gotch, fallecido nada menos que en 1931, y por tanto, de segunda generación -vivió casi ochenta años, por eso no llegó a ser neo-prerrafaelitas-. Se puede comprobar que, a pesar de la influencia, tanto renacentista como del prerrafaelismo, digamos, clásico, su estilo, su forma de retratar a las chicas y a las niñas en primer plano resulta mucho más mderna que la de autores anteriores. Y, autocrítica, tan poco le dedico al blog, que ahora mismo no sé si le he dedicado una entrada o no. Es cuestión de mirarlo.

La imagen puede contener: 5 personas, personas sonriendo
Y para rematar, una película que es uno de esos clásicos olvidados, o alternativos, o lo que fuera, donde se entremezclan Papá Noel -bueno, Santa Claus, que es norteamericana-, marcianos sencillamente imposibles, y robots que parecen hechos con cajas de cartón. En fin, mucha gente quizá no sea capaz de comérsela entera, pero vale la pena, por lo menos, ver unas imágenes. No digo más de esta "Santa Claus conquista a los marcianos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario