jueves, 2 de agosto de 2018

Ciencia-ficción retro, o las pequeñas cosas alrededor de grandes películas.

Lo que llamamos merchandising no es nuevo. Los homenajes de fans, tampoco.


Cuatro cosas de aquí y de allá.

Como me apetece escribir algo más, porque no sé cuando volveré al blog, me quiero dar el gusto de poner aquí cuatro cosas de las que encuentras en facebook -parte en The Vault of sci-fi 2.0, y parte no sabría decir donde, por tratarse de cuatro fotos, no de información en profundidad. En realidad, el texto no lo he buscado en ningún sitio, sino que he tirado de conocimiento propio-, o a saber donde. Se trata lo mismo de juguetes, como de cartelería no oficial, que a partir de los años 70 se fueron haciendo cada vez más habituales -que han acabado por ser, en lo que a grosso modo se llama merchandising, aunque incluiría desde ilustraciones no oficiales y homenajes, hasta todo tipo de recuerdos y ocurrencias- en todo lo que rodea tanto al cine, como a las series de televisión, o la literatura tanto de ciencia-ficción, como de fantasía o terror, o una mezcla de dos o los tres géneros.

No hay texto alternativo automático disponible.
Este cartel de la oficina de reclutamiento gorila, para combatir el "azote humano" es sencillamente genial, sobretodo para el que ha visto todas las películas de monos parlantes habidas y por haber, commo es mi caso, y que, además, ha leído la novela original de Pierre Boulle.

La imagen puede contener: una persona, sonriendo, texto
Ideal para saber si tu mejor amigo es un androide. Para el que haya visto Blade Runner, de Ridley Scott, sabrá a qué me refiero. Pero de ahí, a hacer un juguete para niños... la verdad es que me encantaría saber en qué consistía el juego que -tras haber buscado un rato información en la web para cerciorarme bien- es completamente real.

No hay texto alternativo automático disponible.
Este anuncio, que parece arrancado de una revista, es toda una joya porque, por lógica, resultaría raro que alguien decidiera guardarlo. A no ser que seas un fan de Star Wars, y vivieras en una época en que su mundo fuera de las películas -o de la película, porque tal vez sólo se hubiera hecho una- fuera mucho menor que lo que podemos encontrar hoy en día. Aunque Darth Vader, en un Wal-Mart, un típico supermercado norteamericano, como que pierde mucho carisma.

La imagen puede contener: 5 personas, personas de pie
Y por último, un poco de música. Éste es un grupo musical -super grupo, por toda la gente que participaba, o cantaba, o lo que fuera, y teniendo en cuenta la cantidad de super-héroes que hay; de DC y Marvel, además, todos juntos y de buen rollo- de Brasil. Y  hay hasta vídeo, mirar aquí.


Y  por el momento, ya está, que no ando muy sobrado de tiempo y, últimamente, tampoco de temas. Imagino que los blogs, como todo, si no tienes una línea clara a seguir, acaban cansando un poco. A ver si la próxima, más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario